dpt-carousel-6.jpg
Capital Management Trading

GESTIONANDO MIS EMOCIONES

Ingreso mi operación al mercado, coloco mi stop loss y mi take profit. Como es una operación en compra, espero que mi precio suba y toque mi take profit para poder recoger mis ganancias que con tanto análisis estimé obtenerlas. El precio empieza a moverse en la dirección que estimo, pero de pronto empieza a caer, cada vez más y más. Entonces no quito la mirada de mi gráfico, para darle seguimiento a cada movimiento que está haciendo el precio. Poco a poco se acerca mi stop loss, entonces decido aumentar mi stop loss un poco más y ahora ya no estoy arriesgando 30 pips, sino 60 pips. Esperando que el precio se devuelva pierdo una, dos, tres horas… pero sigue bajando. Me preocupo, porque estoy segura que hice un buen análisis. Pasan 5 hora y ya voy 50 pips en contra, 10 más y pierdo la operación. Le aumentaré 40 para quedar en 100 pips redondos. Ingresa una noticia al mercado y el precio cae tanto que me toca mi stop loss. Lo perdí todo. Casi quemo mi cuenta.

¿Les ha pasado? Parece chiste, pero es anécdota. Así como el caso anterior, existe tanta gente que no solo ha perdido 100 pips sino miles de pips y ahora imáginate a 10 lotes. Es mucho dinero ¿verdad?

Bueno, creo que, así como perdimos los 100 pips, hubiéramos perdido 30 pips y estaríamos tranquilos con el resultado que, si bien no fue a nuestro favor, tampoco nos quemó la cuenta.

Y es que de eso se trata el trading, no vamos a lograr un 100% de efectividad en nuestras operaciones, porque es imposible conocer el comportamiento del mercado y su alta volatilidad. Para todo lo demás existe, nuestra gestión de emociones.

Controlando lo que sentimos al ingresar o salir de una operación, controlaremos nuestras operaciones con mayor facilidad. Sin necesidad de estar pendientes de un gráfico, sin necesidad de sentir un hincón en el corazón cada vez que sentimos que se acerca a nuestro stop loss el precio. Es difícil controlarlo, pero cuando confiamos en nuestros análisis y que lo que operamos está dentro de nuestro plan de trading, entonces podemos irnos a descansar tranquilos de pensar que, nuestras operaciones o bien se va a profit o bien se va a pérdidas.

Entonces, de todo lo mencionado lo más importante es gestionar nuestras emociones, poner una barrera al operar y pensar con la cabeza fría. De esta manera nuestro capital estará siempre controlado con un mínimo riesgo.

Compartir esta publicacion

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email
Ir arriba

Bienvenidos.

Es buen momento para ser mejor que ayer

Ingrese a su cuenta